Ministra de Salud pide informe a Chapetón por crisis en nosocomio

Luego de expresar su preocupación por los perjuicios para la población, derivados de los permanentes paros en el Hospital Municipal Boliviano Holandés, en demanda de la provisión de medicamentos, insumos y contratación de más personal, incumplidos por la Alcaldía; la ministra de Salud, Ariana Campero, afirmó que pedirá un nuevo informe a la alcaldesa de El Alto, Soledad Chapetón, para que explique por qué no se da solución al problema en el nosocomio, que dura ya varios meses. Campero anunció que remitirá un segundo pedido de informe sobre el caso a la alcaldesa Chapetón, luego de explicar que la respuesta de la burgomaestre al primero fue que la adquisición de medicamentos e insumos, y la contratación de personal, son de responsabilidad del director del nosocomio, versión que calificó de “lamentable”.

“Hemos recibido una lamentable respuesta de la alcaldesa (Chapetón), indicando que es responsabilidad de la Dirección del Hospital, la compra de insumos, medicamentos, la contratación de personal y otros requerimientos”, manifestó.

En 2017, la Alcaldía decidió hacerse cargo del manejo financiero y administrativo del nosocomio, alegando atribuciones para ese cometido como Gobierno Municipal; asumiendo de ese modo la responsabilidad de garantizar el abastecimiento de todos los medicamentos e insumos necesarios para la atención a la gente; obligación que, sin embargo, no cumplió hasta la fecha.

Campero agregó que la no solución al problema no se debe a falta de recursos, ya que, en 2017, la ejecución financiera del Gobierno Municipal de El Alto llegó al 60 por ciento, lo que demuestra que las autoridades ediles alteñas tenían dinero suficiente, pero que no supieron invertirlos en la mejora de servicios de salud, educación y otras que beneficien a la ciudadanía.

Se debe informar que los trabajadores del Hospital Boliviano Holandés plantearon que el nosocomio sea nuevamente autogestionario y regido bajo el Reglamento de Hospitales, para evitar los perjuicios de la burocracia municipal, que no da curso a sus solicitudes para la adquisición de medicamentos, insumos, equipos y contratación de personal, hace varios meses.

   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *