Inspección confirma pésimas condiciones en el Hospital Municipal Boliviano Holandés

PRECARIEDAD. La precariedad del instrumental quirúrgico se hizo evidente, cuando un cirujano mostró el bisturí eléctrico, parchado con cinta aislante, que se emplea para operar a los pacientes.

Pese a las reiteradas declaraciones de autoridades municipales asegurando que fueron solucionados los problemas en el Hospital Holandés, una inspección a ese nosocomio permitió verificar la crisis que afecta a todas las áreas de la institución y que impide brindar un servicio de calidad a la población.

La inspección fue encabezada por la senadora Eva Copa, a quien acompañaron representantes de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) y Central Obrera Regional de El Alto.

El recorrido comenzó en el área de Farmacia, donde se verificó el desabastecimiento de insumos fundamentales, como el hilo de sutura; y de medicamentos para el tratamiento de numerosas patologías

“De la solicitud que hemos presentado en enero, los únicos insumos que nos han hecho llegar son los requeridos para hemodiálisis y algunos para quirófano, que a la fecha otra vez estamos en cero”, enfatizó la responsable de Farmacia, Noely Muñoz.

La senadora Copa manifestó que la carencia de insumos obliga a la suspensión de cirugías, lo que pone en riesgo incluso la vida de pacientes que deben ser trasladados a otros nosocomios, como el Hospital de Clínicas de La Paz.

Las solicitudes para la provisión de medicamentos fueron presentadas a la comuna desde enero, pero aún no fueron atendidas.

La Unidad de Terapia Intensiva sólo tiene tres camas, no cuenta con un médico para el horario nocturno; hay grietas en el piso, las paredes de las salas y baños están desportilladas y solamente funcionan dos de los tres ventiladores. El mobiliario está desvencijado y algunos ambientes carecen de iluminación.

BISTURÍS PARCHADOS

 

Una de las mayores falencias se pudo observar en al área de Cirugía, donde un profesional médico mostró un bisturí eléctrico reparado con cinta aislante, del tipo que utilizan los electricistas, material con el que también se improvisan reparaciones en cables, tubos y otros equipos, como las lámparas, que suelen apagarse en plena operación, según explicó el cirujano.

Tampoco se cuenta con camillas y los pacientes operados deben recuperarse en las deterioradas literas, de cuyos perforados colchones cuelga el raído algodón del relleno.

Esas condiciones ponen en riesgo a los pacientes, porque pueden sufrir alguna infección por haber estado en contacto con instrumental deteriorado y mobiliario desvencijado, factores que impiden garantizar la inocuidad, explicó el jefe de Cirugía, Williams Calle.

TRÁMITES PARALIZADOS EN LA ALCALDÍA

Las solicitudes para la renovación de instrumental y equipos, así como para la remodelación y ampliación de ambientes en cuatro áreas del nosocomio, fueron presentadas al Gobierno Municipal desde mediados del pasado año, pero las autoridades ediles no dieron curso a los trámites, informó el ahora exdirector interino del Hospital Holandés, Gonzalo Fernández, quien fue relevado del cargo, la semana pasada.

Otro de los problemas es la falta de especialistas en al menos cuatro áreas, explicó el ex director del nosocomio y agregó que los médicos que estaban en esos cargos renunciaron, debido a que no se les renovó sus contratos y a que no sabían si serían recontratados por el municipio.

INFORMES A AUTORIDADES EDILES

Luego de la inspección, la senadora Copa expresó su preocupación por las condiciones en que se atiende a la población en el Hospital Holandés y atribuyó el problema, a la negligencia de las autoridades municipales encargadas del área de Salud.

El Hospital paró el jueves, por tercera vez en tres meses, en protesta contra el incumplimiento de las autoridades municipales, que no dieron curso a las solicitudes para la adquisición de equipos, insumos y medicamentos, ni a las contrataciones de profesionales, para cubrir las especialidades que suspendieron la atención.

Jorge Montecinos

   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *