En 2017 se incautaron 121.000 billetes falsos en Bolivia

La Razon Digital 2018-07-20
La Paz es el departamento donde se incautaron más billetes falsificados, le siguen Santa Cruz y Cochabamba. Los cortes de Bs 20 y de Bs 100 fueron los más imitados.

En 2017 se incautaron aproximadamente 121.000 unidades de billetes falsificados que circulaban en el país. Este porcentaje es un 7% menos de lo registrado el año precedente, cuando se decomisaron 130.465 piezas.

"Fueron 121.000 piezas de billetes en 2017. Solo los bancos pueden incautar oficialmente (el papel moneda), hacen su acta, remiten a la Policía, y si hay una denuncia se establece un caso, y si no hay, directamente la Policía nos manda (los billetes). Nosotros analizamos el tipo de falsificación, y también con eso compilamos las estadísticas. Esas estadísticas procedieron vía entidades financieras", señaló a La Razón el gerente de Tesorería del BCB, Sergio Cerezo.

El ejecutivo mencionó que La Paz es el departamento donde se incautaron más billetes falsificados, le siguen Santa Cruz y Cochabamba. Los cortes de Bs 20 y de Bs 100 fueron los más imitados. La cantidad confiscada es menor a la registrada en 2016, cuando el número llegó a 130.465 piezas.
Entre los tres métodos que usaron los delincuentes para copiar un billete original y crear otro ilegítimo, está el "delaminado" que consiste en separar —como si fuese un sticker— las caras de un billete verdadero para luego pegarlo con otro falso ya impreso.

El segundo consiste en blanquear dinero genuino con productos químicos para luego modificarlo. El proceso se realiza, por ejemplo, con un billete de Bs 10, y sobre el papel blanqueado se imprime el diseño de uno de Bs 100 o de otra denominación.

Y el tercero refiere a las impresiones sobre papel celulosa, que es distinto al original que es 100% algodón. Una vez hecho esto, los delincuentes les pegan un hilo imitando el hilo de seguridad.

Comentarios

Escribir Comentario
 
Nombre:
Comentario:
 

Su comentario será publicado en breve. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos, y el buen uso del lenguaje: las malas palabras, los insultos y cualquier comentario en contra de la integridad de las personas o instituciones no serán publicados. El objetivo de los comentarios es enriquecer la difusión de las noticias.

Entiendo las condiciones