120 años de Alfred Hitchcock, el genio del suspenso en el cine

El director británico convirtió en arte mayor la timidez, el silencio, la humillación y los temores de su infancia. Sus obras imperdibles y su conflictiva relación con sus actrices fetiche

El 28 de diciembre de 1895, Día de los Santos Inocentes, en el Salon Indien del Grand Café, Boulevard des Capucines 14, París, los hermanos Auguste y Louis Lumière presentan en público –un franco la entrada– un juguete nada inocente: el cinematógrafo.

Menos de cuatro años después, el 13 de agosto de 1899, en un primer piso del 517 High Road, Leytonstone, noroeste de Londres, nace Alfred Joseph Hitchcock, como llamado por aquella primera pantalla para ser uno de sus hijos más fieles, y acaso el más original.

Sus padres, William y Emma Jane Whelan, de ascendencia irlandesa, lo criaron y educaron bajo la religión católica.
Fue un niño tímido, callado, bueno, "oveja sin mancha" según su padre, pero marcado por el miedo: el sentimiento que definiría todo su cine, que caería sobre la platea como una soga asfixiante.

Louis Ferdinand Cèline, el autor de la gran novela Viaje al Fin de la Noche, dividió a los humanos en dos categorías: exhibicionistas y mirones. Y Alfred fue un icono de los últimos.
A sus cuatro o cinco años, el padre lo mandó a una estación de policía con una carta para el jefe. Éste la leyó…, y encerró al pequeño en una celda:
–Esto es lo que se hace con los niños malos.

Alfred juró que nunca superó esos instantes "de miedo y humillación", y su odio a los policías.

En cuanto a su timidez, le confesó a François Truffaut en la memorable entrevista de 1955 transcripta en el libro El Cine según Hitchcock (Editorial Alianza, primera edición en castellano, 1974), que "hasta mis veintitrés años no salí con una chica ni tomé una copa".

Comentarios

Escribir Comentario
 
Nombre:
Comentario:
 

Su comentario será publicado en breve. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos, y el buen uso del lenguaje: las malas palabras, los insultos y cualquier comentario en contra de la integridad de las personas o instituciones no serán publicados. El objetivo de los comentarios es enriquecer la difusión de las noticias.

Entiendo las condiciones