junio 5, 2017

Nosotros

La prensa, en los últimos años, ha desempeñado un papel muy importante en el país. Su trabajo ha cooperado para crear mayor responsabilidad política y abrir nuevas oportunidades a la libertad de expresión.

El 22 de enero de 2006, cuando el Presidente Evo Morales asumió el mando de la nación, asumió también el firme compromiso de garantizar durante el ejercicio de su mandato constitucional la libertad de pensamiento y de expresión.

Y el semanario Los Andes reafirma que una prensa libre, pluralista e independiente es un componente esencial en la sociedad democrática boliviana.

La libertad de expresión –como el acceso al agua, a la educación y a la salud– es un derecho humano fundamental.
La Constitución Política del Estado garantiza el derecho individual y colectivo a la libertad de opinión y de expresión, lo cual incluye, como no podría ser de otra manera, el derecho a no ser molestado a causa de opiniones, el de buscar y de recibir información y opinión, y el de difundirlas, por cualquier medio, sin limitación de fronteras.

Es tiempo entonces del ejercicio pleno de la libertad de prensa. Y Los Andes, fiel a esa premisa, inaugura su trabajo periodístico con el imperativo de sustituir la noticia urgente y dar paso a la información de calidad, serena y amplia, donde el contexto, los antecedentes, y los protagonistas de los hechos, presentados de forma clara, le permitan al lector alteño construir su propia opinión.

Le presentaremos cada semana historias exclusivas, rigurosas y de calidad. En nuestras páginas fomentaremos la investigación periodística y la pluralidad.

El periodismo, como diría el gran escritor argentino Tomás Eloy Martínez, no es un circo para exhibirse, sino un instrumento para pensar, para crear, para ayudar al hombre en su eterno combate por una vida más digna y más justa. Asumimos plenamente esta filosofía de compromiso ético en el ejercicio de nuestro trabajo.

No perdemos de vista, sin embargo, que la inmediatez de la información, en virtud a los cambios tecnológicos, el Internet y las redes sociales, han provocado el reto al periodismo boliviano de ganar en calidad y corregir sus frentes más débiles.

Por eso mismo, desde nuestra plataforma digital que se actualizará las 24 horas –www.semanariolosandes.com– el lector de El Alto estará también muy bien informado de lo que suceda en su ciudad, el país y el mundo.
El Alto es hoy el eje integrador boliviano y el territorio de un encuentro entre culturas. Es una ciudad que no excluye, no margina, no discrimina.

Acogió antes a migrantes campesinos y mineros relocalizados, y hoy tiene entre sus vecinos a hombres y mujeres del valle, el trópico, altiplano y las llanuras orientales; a residentes extranjeros y a exitosos empresarios.
Es una ciudad de altura, que tiene desde hoy un semanario a su altura.

   
Compartir con...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone