Exigen conclusión de la planta de Tacachira

RETRASO. Tiene una demora de casi una década y corre el riesgo de perder gran parte de su financiamiento.La planta de Tacachira es una obra anhelada por los vecinos de los distritos siete y 14 del norte alteño, quienes no cuentan con el servicio básico de alcantarillado y todavía usan pozos sépticos en sus domicilios.

Por casi diez años los vecinos de esos distritos vienen pidiendo a las autoridades municipales consolidar la obra, sin embargo; no reciben respuesta positiva a su demanda, en ese sentido determinaron mediante un ampliado de juntas vecinales, iniciar movilizaciones.

Juan Mamani, dirigente del D-7, señaló que la obra corre el riesgo de perder gran parte de su financiamiento a raíz de que el municipio no remite a la CAF (Corporación Andina de Fomento) la modificación de contrato.

“No se está cumpliendo la modificación de contrato por parte de la alcaldía según el convenio, esta modificación implica un incremento del presupuesto que llega a más de siete millones de dólares, el municipio debe garantizar y reajustar el 45 por ciento, pero hasta la fecha la alcaldesa no nos ha dado una respuesta”.

Las juntas vecinales del D-7 otorgaron al municipio un plazo de 72 horas que venció el pasado lunes y al no tener una respuesta a su demanda determinaron iniciar medidas de presión a partir de este lunes.

INSPECCIÓN OBSTACULIZADA

El pasado jueves el semanario Los Andes intentó visitar la planta de tratamiento de aguas residuales de Tacachira, sin embargo; los obreros por órdenes superiores no permitieron nuestro ingreso.

Mediante una comunicación telefónica el fiscal de la obra, Rafael Vargas, señaló que el acceso al lugar estaba prohibido y que cualquier visita debería ser previa presentación de una solicitud ante la alcaldesa Soledad Chapetón.

“Tiene que enviar una carta dirigida a la alcaldesa y ella nos va a destinar a las unidades correspondientes y vamos a atender su solicitud, es la orden de mis superiores”, manifestó el funcionario y cortó la comunicación.

Ante esta situación el presidente de la Fejuve, Sandro Ramírez, lamentó que los funcionarios municipales no hayan permitido desarrollar la inspección del lugar para informar a la población sobre el estado de la obra, la misma que tiene un retraso de casi diez años.

   
Compartir con...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *