El Centro de Investigación Nuclear funcionará en 2019

INVERCIÓN. El Gobierno prevé invertir 300 millones de dólares en la construcción de la planta.La Agencia Boliviana de Energía Nuclear (ABEN) y el Instituto Estatal Diseño Especializado de la Corporación Estatal Rusa (Rosatom) firmaron en Viena, capital de Austria, el contrato para la construcción del Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear, que se emplazará en la ciudad de El Alto.

El contrato fue rubricado por Viacheslav Galushkov, Director General del Instituto Estatal de Diseño Especializado, y Hortensia Jiménez Rivera, Directora General Ejecutiva de la Agencia Boliviana de Energía Nuclear, en un acto que contó también con la presencia del Director General de Rosatom, Alexey Likhachev, y del viceministro de Altas Tecnologías Energéticas de Bolivia, Luis Alberto Echazú.

Según datos oficiales, el Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear de El Alto contará con un reactor de investigación de agua a presión de baja potencia de hasta 200 kW, una planta multipropósito de irradiación gama, así como un equipo de ciclotrón-radiofarmacia, además de instalaciones de ingeniería y varios laboratorios.

“Ofrecemos a Bolivia no sólo la construcción del centro de ciencia nuclear más alto del mundo, sino que les ofrecemos a nuestros socios las tecnologías de vanguardia. La implementación de este proyecto permitirá a Bolivia convertirse en un líder regional en la investigación nuclear”, explicó el Director General de Rosatom, Alexey Likhachev.

La puesta en marcha de las primeras instalaciones de ese centro de investigación, que demandará más de 300 millones de dólares de inversión, está prevista para 2019.

El proyecto de construcción del centro de El Alto es único para la industria nuclear mundial, tomando en cuenta que el lugar elegido para su edificación  se encuentra a 4.000 metros sobre el nivel del mar, nunca antes construido en el mundo.

Las primeras instalaciones del Centro de Investigación y Desarrollo Nuclear comenzarán a operar en 2019.

Los dos países firmaron en marzo de 2016 un paquete de acuerdos para impulsar el programa nuclear boliviano con la asistencia técnica de Rosatom.

La compañía del país euroasiático se encargará, además de la construcción del centro, de la formación de personal científico y de ingeniería, y el desarrollo de la infraestructura nuclear.

Rosatom también asumirá el apoyo a la operación y el mantenimiento durante todo el ciclo de vida de la institución, así como la cooperación científica.

   
Compartir con...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *