Policía condecora a un valiente sargento

RECONOCIMIENTO. Primitivo Coro Villca frustró el robo a un domicilio y se enfrentó a tres delincuentes.

El efectivo del verde olivo realizaba una labor particular en su día de descanso. Sin embargo, su olfato policial lo llevó a interceptar a un grupo delincuencial que se aprestaba a perpetrar un robo, junto a su motorizado persiguió a los delincuentes exponiendo su propia vida, esta acción fue reconocida por el Comando General de la Policía.

Era casi la media mañana del pasado jueves 24 de agosto cuando el sargento segundo Primitivo Coro Villca, en su día de descanso, trabajaba como conductor de minibús de servicio público en el Distrito-8 zona Senkata de El Alto, en el camino de retorno a su domicilio por la avenida Los Sauces pudo observar movimiento sospechoso de un grupo de personas que estaban a bordo de un vehículo tipo taxi, los mismos que eran antisociales que se preparaban para cometer un robo agravado en un domicilio de esa zona, entonces él se acercó con su motorizado hasta el lugar y pudo observar que uno de ellos llevaba una herramienta conocida como “pata y cabra”, la cual es utilizada por los antisociales para violentar puertas.

Coro se acercó y se identificó como efectivo del orden. Entonces al verse descubiertos, los delincuentes fugaron del lugar, cuenta el policía.

“Al ver la situación con mi vehículo les cerré el paso y me identifiqué como policía en vos alta, entonces ellos suben al taxi dan retro, se trancan y después se dan a la fuga, mientras escapaban atropellaron al perro de un vecino. Luego escaparon con rumbo a la zona los Ángeles, hice la persecución y al verme dispararon, tuve que frenar para proteger mi vida y dar parte del hecho a mis superiores”, contó la experiencia a Los Andes el valiente efectivo del orden.

Plan Z

Después de que se conoció el hecho, el Comando Regional de la Policía en El Alto activó inmediatamente el denominado Plan Z, ejecutando la búsqueda del motorizado en el que huyeron los delincuentes. A las pocas horas el vehículo buscado era interceptado en el sector del Faro Murillo de la urbe alteña.

En el momento se pudo aprehender al conductor del motorizado, informó el coronel Julio Cordero, Comandante Regional de la institución del orden.

“Ayer un policía que estaba en su día de descanso dio la alerta sobre un hecho delictivo en la zona Senkata, por lo que activamos el Plan Z, teniendo resultados eficaces al aprehender a uno de los antisociales cerca al Faro Murillo”, informó la autoridad.

Medalla al valor

El valor que tuvo, el policía Primitivo Coro Villca, fue reconocido por el Comandante Nacional de la Institución, general Abel de la Barra, quien llegó hasta la ciudad de El Alto para condecorar al uniformado.

El jefe policial resaltó la valentía del efectivo y manifestó que la medalla representa un incentivo para que otros uniformados también actúen de la misma manera.

“El uniformado del Verde Olivo no deja de ser policía en ningún momento, en servicio o descanso está atento, ese es el caso del sargento segundo Primitivo Coro Villca, funcionario de la Estación Policial Integral número 8, quien el día de ayer estaba de descanso y para ayudar a la economía de su hogar conducía un minibús, pero su perspicacia y sagacidad policial le hizo notar que en un vehículo personas sospechosas rondaban por un manzano”, esa acción según la autoridad, permitió frustrar un hecho delictivo.

Por el acto de valentía que mostró el policía fuera de servicio, el Estado Mayor de la institución determinó entregarle la medalla al valor por la acción realizada exponiendo su integridad física. “Hoy por ese acto heroico realizado por nuestro policía, el estado mayor aceptó con gusto la sugerencia de su Comandante Regional para condecorarlo”.

Que esto sirva de incentivo a los demás efectivos y recordemos que estando de descanso igual somos policías”, señaló la autoridad a tiempo de entregarle el reconocimiento a Coro Villca ante la mirada de sus camaradas.

Coro conduce un minibús para mejorar la economía de su familia

Primitivo coro Villca es padre de familia y en sus días de descanso conduce un minibús de servicio público para ayudar en la economía de su familia, visiblemente afectado manifestaba que el momento en que escuchó los disparos avanzó hacia los antisociales sin pensar en lo que podía pasar si una bala hubiera llegado a dar con su humanidad.

“Me he puesto a pensar en mi familia y me pregunté, por qué estaba pasando esto, pudo haber sido trágico pero tuve la valentía para hacer el trabajo”.

El valeroso policía agradeció la condecoración por parte del Comando General de su institución e indicó que continuará trabajando en bien de la sociedad y para ser un ejemplo para sus hijos y camaradas.

Peter Luna.

   
Compartir con...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *