La urbe alteña tiene 200 mil gremiales

CRECIMIENTO. Diariamente las calles de la ciudad de El Alto son testigos de la creación de nuevos puestos de venta, la gente ofrece de todo para llevar un poco de dinero a su familia. Dirigencia gremial estima que el número de comerciantes sobrepasa los 200.000 que se vuelcan a las calles para generar recursos económicos.Diariamente miles de personas salen a vender desde horas de la mañana diferentes artículos a las calles más concurridas. Desde pañuelos desechables hasta desayunos; afeitadoras, calculadoras, bastones para selfis y muchos otros artículos, que son ofrecidos en las calles de la Ceja de El Alto y otros sectores concurridos.

Para el dirigente de la Federación de Trabajadores Gremiales de Bolivia, Rodolfo Mancilla, el comercio es la primera fuerza económica que tiene la urbe alteña, toda vez que su federación aglutina a más de 400 asociaciones de comerciantes.

“Aproximadamente tenemos 450 asociaciones legales de las cuales 330 pertenecen a la federación y las restantes tienen cierto acercamiento con el municipio alteño, lo que significa que son afines al partido político de la alcaldesa, pero que también son trabajadores del gremio”, informó el dirigente.

Los registros con los que cuenta actualmente la federación de trabajadores gremiales de El Alto dan cuenta que existen asociaciones que tienen al menos 200 afiliados, en cambio otras tienen más de 2.000; por lo que haciendo un balance, al menos en la ciudad de El Alto concurren aproximadamente 200.000 trabajadores gremiales a las calles de esta urbe.

Para el dirigente, los comerciantes prefieren vender sus productos en los lugares más concurridos de la ciudad, vale decir la Ceja, los cruces de zona y últimamente las estaciones de las líneas del transporte por cable Mi Teleférico donde ofrecen jugos, desayunos, servicios y otros productos a los transeúntes.

Conseguir un puesto de venta en estos sectores no es nada fácil informan las comerciantes, ya que deben cumplir una serie de requisitos ante la Federación de Gremiales y la Unidad de Ferias y Mercados del Gobierno Municipal, que desde hace algún tiempo ya no emite más permisos; sin embargo, en las calles se observa lo contrario.

Un puesto de venta en lugares como la zona 16 de Julio o la Ceja de El Alto es codiciado por los comerciantes, toda vez que en esos sectores por la gran afluencia de personas tienen más opciones de ganar dinero, sin embargo un puesto en esas zonas es difícil de encontrar y si lo hacen llega a costar un buen monto de dinero.

Según Rodolfo Mancilla, de acuerdo a una Ordenanza Municipal no se puede vender ni alquilar los puestos de venta y si lo hacen pueden ser sometidos a sanciones establecidas en sus Estatutos indicó el dirigente.

Patentes

El concejal alteño Javier Tarqui informó que de acuerdo a registros municipales se establece que en la urbe existe un registro de trabajadores gremiales que pagan patente municipal.

“Tenemos cerca de 100.000 gremiales que pagan su patente ante el Gobierno Municipal y los que no están registrados llegan a otro número similar, lo que nos hace deducir que por lo menos cuatro miembros de cada familia se dedica a este gremio y el número por ende crece, llegando fácilmente a 400.000”, indicó el concejal.

Es pertinente realizar políticas de ordenamiento comercial, puesto que en la actualidad los gremiales y transportistas se disputan el uso de la calzada y no se piensa en el bien del peatón, quien debe circular sorteando puestos de venta y minibuses, por lo que urge trabajar en normativas que ordenen la ciudad, enfatizo Tarqui.

Peter Luna.

   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *