Cainco El Alto: “En la urbe hay 119 mil empresas”

La Cámara ayuda a pequeños y medianos emprendedores a defender sus intereses en desarrollo.

La Cámara de Industria Comercio Servicios y Turismo (Cainco) aglutina a las empresas legalmente establecidas en El Alto, promueve el desarrollo y la competitividad de las empresas a través de una plataforma de servicios.

El Gerente General de la institución empresarial, Roberto Alba, quien conversó con Los Andes, explica que Cainco es una institución empresarial sin fines de lucro, impulsa la mejora en la calidad de vida de El Alto y del país, a través de servicios de calidad, generando el desarrollo integral de sus asociados y del sector empresarial.

¿Por qué Cainco en El Alto?

La visión que se tiene de la empresa incorpora la industria del comercio y servicios. La corporatividad empresarial que se tiene en La Paz es más sectorializada. Es decir, hay una Cámara de Industria, Cámara de Comercio, Cámara Hotelera y una Cámara de Turismo. Cainco no lo entiende así, porque creemos en la filosofía del agrupamiento empresarial, que busca un territorio que se instala en el lugar y empieza a establecer encadenamientos económicos que le permitan disminuir costos, entonces, en El Alto, mientras más disminuyen costos hay mayores posibilidades de obtener utilidades. Es por eso que Cainco responde a esa dinámica empresarial  de encadenamiento hacia arriba, en la lógica de cuanto mayor es, nosotros compartimos más ganancias.

¿Qué impacto ha tenido la empresa en El Alto?

El primer impacto es la posibilidad de encontrar en Cainco un refugio para resolver sus dudas y para eso tenemos servicios que tienen que ver con internacionalización de las empresas con el asesoramiento legal, servicios que van orientados a la capacitación y transferencia de conocimientos.

Gran parte de los micro y pequeñas empresas ni siquiera están inscritas y no tienen NIT, ni registro en el municipio y Cainco les ayuda a formalizarse, ya que muchas de estas son empresas que generaron una actividad económica, pero no constituyen una empresa porque ellos no entienden de temas legales, sólo de comercio.

¿Y en el tema de los impuestos?

Cainco establece relaciones con el Servicio de Impuestos Nacionales. Con la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero, transfiriendo recursos con el sistema bancario para dar grandes oportunidades para acceder a financiamientos con tasas bajas.

¿Cainco El Alto depende de Cainco Santa Cruz?

Nosotros somos una entidad de servicio que se financia gracias al aporte voluntario de las empresas, no dependemos de nadie; es una asociación libre de empresarios y como todo emprendedor tiene que vivir con sus propios recursos. La Cámara de Industria Comercio y Servicios de El Alto, no depende de Santa Cruz.

¿Entonces, El Alto es muy fuerte empresarialmente?

Cainco responde a las dinámicas empresariales que permiten que los sectores económicos  pasen de ser embrionarios, para  convertirse en sectores en crecimiento. La ciudad alteña tiene, en relación al año pasado, 300 por ciento más empresas que en 2015. Cada año en El Alto surgen 1.300 empresas, pero cada año también mueren 1,200. Es decir, entran al mercado y si no logran pasar la etapa embrionaria desaparecen.

¿Qué genera la actividad de Cainco?

La actividad de Cainco genera condiciones para aquel que esté en la industria, y pueda contar con el apoyo de servicios, comercio; para que puedan enlazarse juntos y sostenerse en el mercado como una especie de tejido asociativo empresarial.  Por eso hemos creado una red de articulación empresarial que permite establecer eslabones de comercios y servicios  para que la dinámica del comercio vaya creciendo.

¿Según FINPRO cuantas empresas hay en El Alto?

Primero, el Fondo para la Revolución Industrial Productiva (Fimpro) es una entidad dependiente del Ministerio de Desarrollo Económico y Economía Plural que se dedica a establecer estadísticas empresariales.

El Finpro nos dice que en El Alto hay 119 mil empresas, de las cuales aproximadamente 111 mil son micro y pequeñas empresas. Entonces, el mundo empresarial alteño está sustentado por cuenta propia, es decir, por aquel que es emprendedor y hay aproximadamente entre dos mil a tres mil empresas medianas y 117 empresas grandes.

¿Por qué trabajar con pequeñas y medianas empresas?

Cainco no va a las empresas grandes porque ya están establecidas y tienen un mercado. Más bien buscan a El Alto como disminución de costos para incrementar economías de escalas e implementar sistemas de manufactura de innovación tecnológica.

Busca la pequeña y mediana empresa y especialmente la empresa familiar tratando de transferir habilidades, talentos y conocimientos empresariales que les permite sostenerse y crecer en el mercado.

   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *