Artista alteña, voz del Hip Hop Nina Uma: “La música es un medio que utilizo para despertar a la gente”

TALENTO. Amparo Elena Aliaga Tapia, cantante y activista, es una de las voces femeninas más importantes del Hip Hop, sus canciones tocan temas políticos, culturales y de reivindicación indígena.

En la cabina de la radio Wayna Tambo, entre consolas, discos y música, conversamos con Nina Uma, nombre que ella misma se puso y del que está muy orgullosa,  pues conjuga dos voces aimaras Nina (fuego) y Uma (Agua).

Estudió informática en la Universidad Mayor de San Andrés y Educación Alternativa a distancia, donde le pidieron que sea voluntaria en alguna institución que trabaje con niños en situación de calle. Fue en ese contexto que descubre realidades muy crudas que enfrentaban los niños en su diario vivir.

Como activismo, participó en  la casa de la cultura Wayna Tambo, donde se encontró con jóvenes que practicaban el rap. Abraham Bojorquez, del grupo musical Ukamau y Ke, fue una referencia a la hora de componer canciones, pues sus letras hablaban  de la distribución desigual de las riquezas y la discriminación.

“Abraham tenía una pista, una rima –así parece que es-  decía, y empecé a experimentar. Ya son diez años que hago hip hop y estoy muy segura que las artes pueden lograr tocar otras sensibilidades que están dormidas dentro de las personas”.

Sus letras

Nina tiene un rostro pícaro, es de dulce sonrisa y con ese carisma cuenta que adora a las caseritas, gente que detiene su paso para conversar, la ciudad de El Alto y a toda su gastronomía. Esas experiencias le sirven de inspiración a la hora de componer sus canciones, pues cree firmemente en las instituciones culturales.

“Me muevo con organizaciones culturales más de barrio, el hip hop es por donde yo quiero levantar y charlar  de todos los problemas que enfrenta la sociedad, aparte es el único género musical que te obliga a componer, para mi es importante que la gente escuche y que las cosas cambien”.

Reconoce abiertamente que sus letras no son hechas al azar, sino que cada palabra tiene que ver con la conversación que mantiene a diario con la personas, “la gente alimenta mis canciones, por eso creo que se reflejan en ellas”, agrega.

Hace cinco años escribió su primer disco el “Chama Chama”,  de donde se desprende el tema  “Nadies nos calla”, que le rinde homenaje a la ciudad de El Alto.

Aylli  (cantos de triunfo de las mujeres), es un proyecto que nació el año 2015, fue financiado por el Fondo de Excelencia Artística de Solidar Suiza y la Embajada Suiza  en Bolivia. En ese disco participaron cuatro mujeres que practican diferentes ritmos musicales como el rap de Nina Uma, el rock de  Sibah, la música originaria de Sagrada Coca y la música valluna de Marisol Díaz.

“Mostramos una propuesta musical de mujeres, las personas se han llevado lindos recuerdos, porque era muy impactante ver tantas warmis, subidas en un escenario”.

¿Qué le hace falta a la música actual?

Las propuestas musicales de ahora tienen una  cierta mirada perversa, porque  te ayuda a encerrarte, lo que no es casual, pues las grandes empresas en todo el mundo están detrás de esto. Incluso desde los celulares nos están individualizando, sólo cuando charlas con otro ser descubres muchas cosas que están pasando y que no vemos porque nos mantienen distraídos.

Viajes

Mostrando su arte visitó varios lugares fuera y dentro del país. Este año fue a Lima, Perú, como invitada, a un festival de mujeres denominado:  “Nosotras estamos en la calle”, en su novena versión, donde participaron mujeres de diferentes lugares del mundo haciendo intervenciones artísticas.

En septiembre de 2016 representó a Bolivia en el Festival Internacional de Músicas Indígenas Contemporáneas “Estruendo Multilingüe”, en México.

MIA (Mujeres Incentivando el Arte), es un festival Argentino donde también fue invitada y tuvo la oportunidad de conversar de cerca con bolivianos que viven en ese país.

   
Compartir con...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *